En las urnas no ganó la mayoría.

Lo confieso: me irrita escuchar una y otra vez que el gobierno de turno es legítimo porque obtuvo la mayoría de los votos, puesto que eso está muy lejos de ser verdad, incluyendo al actual de Sebastián Piñera en Chile, con su tan ventilado 54,57%, una diferencia rotunda respecto del  45,43% de Alejandro Guillier.

Sin embargo, la cifra dura dice que esa alta votación del actual Presidente, no representó a más de un 26% del universo electoral en el país. Curiosamente, el mismo porcentaje que eligió a Michelle Bachelet en su segundo gobierno.

En los días que vivimos, la mayoría no ha ganado en las urnas de votación, sino en los espacios de verdad; en los espacios que no alcanzan a estar amañados por la clase política hasta el extremo que a ella le gustaría.

Esta mayoría ha ganado en los espacios que puede ocupar, para expresar su legítimo descontento con un statu quo históricamente creado e instalado por una élite pequeña de entre nosotros. Ganó en las marchas en la vía pública mientras lograron mantenerse pacíficas y, de sobremanera, ganó en la intimidad de sus hogares, espacios desde donde los millones de personas hemos generado este gran egregor, al proyectar nuestro deseo e intención de alcanzar un cambio profundo en el modo en que nos relacionamos y en el modo en que queremos vivir, juntos.  

Este gran egregor o, diré, espíritu común al que aspira la mayoría o que quiere construir la mayoría, necesita ser y permanecer libre de toda contaminación ideológica.

Está claro que esa contaminación ponzoñosa es la causa de las conductas violentas que han oscurecido la genuina manifestación ciudadana, y nos han mantenido por largas semanas sometidos a una dolorosa incertidumbre como no conocíamos desde hace muchas décadas.

Una persona sana, no necesita ni desea dañar a su prójimo, pues está inscrito en nuestra naturaleza humana el sentido gregario, de pertenencia a una comunidad mayor y -por tanto- el cuidado de la misma.

Hoy los chilenos respiramos un poco mejor, tras el primer acuerdo público y mayoritario al interior de la clase política, bajo el eslogan de recuperar la paz de la Nación, acelerar la legislación pro justicia social y avanzar hacia el establecimiento de un consenso en torno a la constitución que nos rija.

No obstante, la clase política sólo avanzará hacia el establecimiento de un estado de derecho que beneficie a todos y a cada uno, en la medida que sienta que con ello no se verá amenazada su propia condición de ejecutora privilegiada de la agenda de quienes desde mucho más arriba la controlan. 

Este primer acuerdo suyo nos ha disminuido la tremenda presión a que hemos sido sometidos, sin embargo, para que sea la mayoría de nosotros la que finalmente gane, es necesario que mejoremos nuestra intercomunicación y comencemos a ubicarnos los unos a los otros. 

Si la mayoría decidimos votar en el próximo mes de Abril, porque una nueva constitución sea establecida, sería absurdo que las personas no parlamentarias que participarán en su redacción, sean elegidas por los mismos partidos que forman la clase política, como hasta aquí se están proponiendo hacer.

El espíritu de mayoría que estamos construyendo en Chile y que postulo sea independiente de toda propaganda ideológica, sólo podrá sumar espacio para sí, adquiriendo un nivel suficiente de organización auténticamente ciudadana, para que nuestra genuina expresión pueda ser limpiada de aquella contaminación, pueda zafar del violentismo -venga de donde venga- y pueda entonces adquirir la visibilidad que requerimos, para que finalmente la clase política se ponga a nuestro servicio y comience a hacer lo que sus mandantes necesitamos que sea hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s