Greta, infancia hipotecada.

En mi opinión, el uso y abuso de una niña, hoy de 16 años, no podría detener a quienes van por TODO. Al caérseles el relato de “el calentamiento global” como una atribución casi exclusiva a la intervención del hombre, instalaron el de “cambio climático” para insistir en la misma idea pero con menos riesgo de evidenciar su falta de fundamentos.

De un modo parecido a como millones de personas miran al Papa de turno, como si de un ser superior se tratase, también pueden creerse la multimillonaria propaganda oficial que levanta a esta joven sueca como un nuevo ícono…, una nueva “marca” que busca reforzar el plan de control absoluto de la humanidad, mostrado ya sin ambages y de lo cual el Sistema de Crédito Social, de vigilancia 24/7 y asignación de puntaje a millones de personas en China, constituye un  dramático anticipo.

Greta Thunberg tiene -cómo no- la bendición de Bergoglio y lo que él representa, desde el corazón del Imperio Romano Vaticano, para agregarla como insumo en su plan “Laudato si´” o, lo que es casi lo mismo, la “Agenda 2030” instalada a través de la ONU para, tras mil cuidadosos eufemismos, eliminar a los Estados Nación y toda idea de soberanía de los Pueblos para decidir cómo queremos vivir.

Proveniente de una familia vinculada al ambiente artístico sueco, Greta comenzó a ser usada por su compatriota Bo Thoren, activista medioambiental líder del grupo local Fossil Free Dalsland con el financiamiento inicial de Ingmar Rentzhog, magnate sueco dueño de la plataforma, “We Don’t Have Time”, y del Think Tank “Global Challenge” y cercano al político estadounidense Al Gore, conocido por su promoción del “calentamiento global” a través del documental “Una Verdad Incómoda”, cuya falsedad se encuentra latamente demostrada.

El financiamiento “verde” para las actividades de la adolescente y su entorno activista ya no se remite sólo a su país. Dados los buenos réditos que está ofreciendo a la causa del Cabal o Estado Profundo, ya vemos cómo el magnate inmobiliario alemán Gerhard Senft ofreció su yate a vela “Malizia II” (?) -normalmente usado por otro multimillonario, Pierre Casiraghi, perteneciente a la familia real de Mónaco- para mostrar a Greta cruzando el Atlántico con cero emisiones de carbono…, sin poder con ello ocultar que la poderosa red de influencias que está hoy utilizando su figura, no profesa el mínimo respeto a la población mundial, formada como señalara Henry Kissinger, por meros comilones inútiles.

Pocos días después de la llegada de Greta a Nueva York el 28 de Agosto, la Ministra chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, se comunicó con ella y expresó su entusiasmo con la venida de la joven activista a la COP25 que se realizará en Chile en Diciembre, y a quien conocerá personalmente antes, cuando la Secretaria de Estado viaje este mes de Septiembre para estar el día 23 en la Cumbre de Acción Climática de la Organización de las Naciones Unidas. 

La Ministra representa ciertamente la postura obsecuente de la clase dirigente de Chile             -incluido el Gobierno de turno- a los centros de poder mundial que controlan verdaderamente a los países, cuyos habitantes -nosotros- disponemos de muy poco espacio de maniobra para sacarnos de encima el enorme yugo que nos ha impuesto ese Poder de Facto y que nos mantiene inmovilizados.

La COP25 con toda la parafernalia banal a la que se nos someterá durante esos días, no nos agregará ni un ápice de progreso, desarrollo ni felicidad. Sólo constituirá un programa de actividades carísimas en que una representación de las ligas mayores del mundo se solazará en sus diversos encuentros de Santiago de Chile, alrededor de su nueva campeona ambientalista, para continuar empujando su causa mayor, aquella del completo dominio del planeta y sus recursos (incluidos los habitantes), para beneficio de los muy pocos.

Nuestro espacio para movernos es escaso, sin duda. Razón de más para decidirnos a USARLO, dejando de jugar el juego al que ese Poder de Facto nos ha tenido sometidos.

Lo primero que podemos hacer es desengañarnos de las posturas políticas partidistas con que han lavado el cerebro a los chilenos desde siempre. Desembarazarnos de todo dogma, de cualquier tipo, para asumir nuestra condición de seres humanos, por definición en origen inteligentes y de buena voluntad.

Es tiempo de comenzar a pensar por nosotros mismos, cada uno de nosotros, y aprender a vincularnos desde esta nueva posición, que relevará de ese modo nuestra naturaleza común,  que aspira siempre a mejorar, ya sin el conformismo y el entreguismo patéticos a los que nuestra sociedad se ha sometido hasta ahora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s