La Paz de mi Jardín.

Me ocurre que tengo dificultad para administrar mi involucramiento en el acontecer de la historia que estamos escribiendo en el planeta, minuto a minuto. Necesito y busco esa habilidad para poder mirar y estar al tanto de las noticias…, -ya sabemos, si no es feo no es noticia- y, al mismo tiempo, no ser dañado por esa exposición energética.

Recuerdo la sentencia bíblica de “estoy en elLa paz de mi jardín. mundo pero no soy de este mundo”…, tiene que ver con esto aunque no acierto a encontrar ese delicado equilibrio.

Está claro para mí que no puedo ni deseo desentenderme del proceso que nuestra humanidad está experimentando justo ahora, como dolores de parto de una creatura cuyo nacimiento desea retrasar a como dé lugar, una fuerza omnipresente muy poderosa.

No obstante, tampoco deseo ser tocado por esa frecuencia tan baja que la agenda predominante en los medios oficiales y gran parte de las redes sociales, tienen instalada en las gentes, para asegurarse de que seamos invadidos por la ira y la tristeza y continuemos así, presa del control a que aquella organización oculta nos tiene sometidos desde la mayor percepción de antigüedad que seamos capaces de percibir.

Los rincones de mi jardín me ayudan en este empeño, mostrándome sus claroscuros según la hora del día o la época de año y susurrándome que la oscuridad sólo es posible por la luz…, que bien puedo dejar de pensar en términos binarios ya que siempre la luz, apenas aparece en cualquier recinto, hace que la oscuridad se retire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s