¿Y cuando la MetaÉlite ya no necesite el trabajo ni el dinero de los Ciudadanos?

¿Y cuando la meta-élite ya no necesite el trabajo ni el dinero de los Ciudadanos? 

Quiero pensar que la alta abstención en las elecciones en Chile -siempre mayor al 50%- se explica en gran parte porque cada vez más personas despiertan de la estupidización programada y sostenida, a saber, la ingeniería social que el Poder Real encarga a diversas agencias muy bien pagadas, para examinar la naturaleza y comportamiento de la población, de modo de perpetuar el control de los muy pocos sobre toda ella.

Se trata de un proceso estudiado, calculado y ejecutado, desde hace siglos en el mundo y, por cierto, durante toda la historia del país en que vivo…, apenas 200 años.

La evidencia es prueba suficiente. No necesito documento alguno para saber que la oligarquía planetaria y sus largos tentáculos en todos los países, mantiene sometida a la Nación terrestre.

Conoce y explota nuestras debilidades humanas, valiéndose del miedo. Diseña sistemas que funcionen mal y muy mal, asociados a las necesidades humanas más elementales, tales como el dinero-deuda, el transporte, la educación formal, la salud pública, la vialidad urbana, la atención de la infancia precarizada y un largo etc. de represión pasiva.

Cuando ciertos grupos de Ciudadanos se rebelan con violencia al sometimiento, la meta-élite responde ágilmente con su sistema represivo activo, dotado de herramientas progresivamente violentas para usar contra las personas.

Han instalado sistemas conceptuales falsos para mantener confundida, engañada y dividida a gran parte de la Humanidad, de sobremanera a través de la religión, de la política y de la pseudo ciencia, desnaturalizando sostenidamente todo aquello que es consubstancial a lo humano.

Cada vez que de entre nosotros aparece una persona que decide levantar su voz para ayudar a despertar de su letargo a un número mayor de Ciudadanos, la meta-élite se las ha arreglado para silenciarla…, “disminuir el daño”… y propiciar que sea olvidada.

La pasividad y ausencia de amor propio, son tan inútiles como recurrir a la violencia en respuesta al Diseño de control de la población.

Sólo levantar con serenidad nuestra mirada puede generar el gran cambio que la inmensa mayoría quiere.

La desobediencia civil pacífica es una respuesta legítima a la represión -activa o pasiva- ejercida por el Poder Real a través del Poder Formal de los gobiernos y el aparato estatal.

Ningún gobierno es legítimo si no está compuesto de mujeres y de hombres elegidos y mandatados por sus conciudadanos en cada pueblo y ciudad del país.

El tiempo apremia y aún es posible que reaccionemos, suficientes de nosotros.

No tenemos “enemigos” ni se trata de una “lucha”, pues son éstos conceptos propios de la desnaturalización de lo humano ya aludida.

Despertar es aumentar la frecuencia vibratoria de la consciencia en cada persona.

La luz no “lucha” contra la oscuridad…, simplemente ocupa su propio lugar, a medida que su llama se acrecienta.

Carlos Ramón.

(del 31/3/18)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s