Nada es azar.

El “azar” es una excusa burda que insulta la inteligencia humana. No sólo los “11/9” de 1973 y 2001 en Chile y Estados Unidos. No sólo los “19/9” de 1985 y 2017 en México. Si buscan un poco descubrirán una lista de supuestas “coincidencias” de alcance planetario que nunca termina. 

Efectivamente y parafraseando a Albert Einstein, “Dios no juega a los dados” pues, aún a la luz de la moderna física cuántica y la apasionante realidad de la aparente impredecibilidad en el mundo subatómico -y, por alcance lógico, también en el mundo que nos es familiar- lo que estamos observando con asombro es la extrema complejidad de variables innúmeras y sus relaciones infinitas, sujetas al casi desconocido fenómeno de la consciencia, a escala personal y universal.

Dentro del humilde alcance de lo que la especie humana es capaz de realizar, aquellos parecidos a nosotros que administran un inmenso poder y que constituyen la extrema minoría que aún gobierna el mundo desde su “Estado Profundo”, dan muestras cotidianas de su miedo a ser expuestos ante la humanidad y, por ello, a perder el control que sobre los Pueblos han ejercido desde la noche de los tiempos.

La ira del hombre que la MetaÉlite tiene hoy en la Casa Blanca, ante la genuina protesta de deportistas y artistas de su país, por las absurdas amenazas de POTUS a l@s ciudadan@s que no pertenecen a la “supremacía blanca”.

El intercambio antes inimaginable de destempladas bravatas entre los supuestos “Nº 1” de Corea del Norte y Estados Unidos, intentando perpetuar el terror en la Ciudadanía de la Tierra.

El miedo del “Reino de España” y de gran parte de su élite, por el pronunciamiento independentista que much@s catalanes vienen haciendo cada vez con más potencia.

El oscuro envío de 11 toneladas de Oro desde Argentina a Londres, en medio del endeudamiento galopante de nuestro vecino país, así como la recuperación apresurada de su oro por parte de Alemania y Rusia, desde bancos extranjeros.

Nuevas “elecciones” presidenciales en Chile y legislativas en Argentina, en medio del escenario de control del Sur y de la Patagonia por parte de la MetaÉlite, escondido tras el supuesto “conflicto mapuche” que instalan en los medios a través de la CAM y de la RAM.

Todo ello y mucho más ocurriendo al compás de la trivialidad inherente a los medios de difusión masiva…, propiedad de la misma MetaÉlite.

Nada es “azar”.

 

Carlos Ramón.

(del 26/9/17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s