La maquinaria política que esta vez instala a Piñera.

La maquinaria del sistema de partidos políticos está consiguiendo una vez más su propósito, de perpetuar el control de la Ciudadanía en manos de unos cuantos de sus integrantes.

A pesar de que la Nación -tod@s nosotr@s- tiene derecho a decidir la forma en que quiere gobernarse, la usurpación de ese derecho, a través del ingenioso mecanismo de la llamada clase política, continúa dando réditos a aquella élite que la financia y dirige, el verdadero Poder en el país.

En este sucedáneo de democracia, aquellos pequeños grupos que manejan los diversos partidos y coaliciones en todo el espectro, se arrogan una representación que no tienen de la Nación, deciden en sus oficinas qué nombres registrará la papeleta electoral y gastan ingentes recursos para generar una opinión pública obsecuente, convenciendo una y otra vez a un número todavía significativo de personas para que hagan la fila y voten por ell@s.

Por ell@s, claro está. No por nosotr@s, la inmensa mayoría.

Aquel Poder de Facto ha conseguido también silenciar a la propia Corte Suprema nacional, tras la insistencia de la Abogada Carola Canelo Figueroa, quien ha presentado un recurso de protección contra la decisión del SERVEL, de aceptar una reinscripción de adherentes a los partidos políticos, a través del mero envío por correo electrónico de cédulas de identidad escaneadas, modalidad expresamente aludida en la respectiva ley como inválida.

Este “refichaje” ilegal constituyó, como sabemos, una medida desesperada de la clase política, al advertir que casi ningún partido iba a alcanzar el número mínimo de adherentes en el plazo dado, con lo cual estaban condenados a desaparecer.

Cada quien puede imaginar el escenario que aquello supondría.

Sin su clase política, el Poder de Facto ya no podría contar con la fachada democrática con la que engaña a la Ciudadanía. Se vería, pues, obligada a echar mano de la represión desembozada para continuar imponiendo sus términos de extrema minoría, ante la comunidad nacional.

Carlos Ramón.

(del 2/9/17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s