Is democracy dying?

¿Que si la democracia está muriendo…?

Lo que Gideon Rose señala en el Foreign Affairs de Junio de este año supone, en primer término, la existencia de la democracia y luego el riesgo en que se encuentra lo que sea a lo que se refieren con ese nombre.

Para mi sólo habrá democracia cuando todas y todos los habitantes del territorio estemos -por fin- organizados desde los asentamientos humanos, hayamos consensuado y escrito una Constitución y estemos eligiendo representantes directos, sin intermediarios, para ocupar todos los cargos y ejercer las funciones necesarias al Programa de Administración o Gobierno resuelto por la Ciudadanía.

Desde la Revolución Francesa lo que se denomina democracia ha sido siempre un mero sustituto. Un sucedáneo diseñado por las élites para edulcorar su sistema de control de las instituciones y de las personas.

El fenómeno de los “nacionalismos”, “populismos” o, incluso, el “extremismo de derecha” debe ser observado con cautela, ciertamente, aunque dentro de la compleja ecuación de lo que bulle en las naciones, sin duda se encuentra la variable de una proto-democracia, la de verdad, la que sin duda aterroriza a aquellas élites.

El que en Brasil “de pronto” emerja Jair Bolsonaro, bien puede ser una maniobra de la misma élite que, leyendo bien como suele hacerlo, tal como antes levantara a Inácio da Silva, consigue llevar votos a su molino, asegurando su poder, indistintamente de quien habite en Planalto.

Sin embargo, es evidente que una proporción creciente de seres humanos está comenzando a pensar con su propio cerebro, y no con el de los medios de desinformación o como pretende la burda propaganda de la maquinaria política partidista, ya saben, la que hace el trabajo sucio de las élites.

Si hay algo que está muriendo, al menos hasta donde puedo intuir, es la careta de democracia con que han cubierto sus rostros deshumanizados, quienes han secuestrado el poder genuino de las Naciones, impidiendo con éxito el establecimiento de la Autodeterminación de las comunidades humanas en todo el orbe.

 

FOREIGNAFFAIRS.COM

Centralization of power in the executive, politicization of the judiciary, attacks on independent media, the use of public office for private gain—the signs of de

Carlos Ramón.

(del 15/10/18)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s