¡Maduro “se somete” a SU Asamblea Constituyente!

¡Maduro “se somete” a SU Asamblea Constituyente!

Es el patético show de la clase política. El circo del Poder de Facto mundial, que maneja los hilos de los gobiernos en casi todos los países, como lo hace en su enorme enjambre de empresas y corporaciones transnacionales. Circo al que -desgraciadamente- aún muchas personas asisten, pagando elevadas sumas de su propio y desmejorado bolsillo.

Simpatizantes de Maduro hablan de una “democracia en crisis”; en la dictadura civil-militar en Chile hablaban los simpatizantes de Pinochet de una “democracia protegida”. Sólo distintos apellidos de diferentes monigotes del Poder de Facto, intentando camuflar con la palabra “democracia” un sistema de gobierno que está muy lejos de serlo, en cada una de nuestras Naciones.

A quienes continúan pagando la entrada para el circo, no siendo parte de él, me permito recordarles que la MetaÉlite nada puede hacer si las Naciones (la gente) deciden autogobernarse. Es necesario que prescindamos de la clase política, que superemos la creencia de que debemos elegir una trinchera -casi una tumba- con el oxidado cuento de “la derecha” y “la izquierda”.

Ningún partido político representa a la Ciudadanía, toda vez que sólo existen como brazo operativo del Poder de Facto, que maneja a su antojo las mareas económica, social, educacional y cultural en todos los sitios, a cambio de un trozo mayor o menor de la pequeña parcela de poder que sus amos ponen a su disposición para que hagan el trabajo sucio.

A mí, que vivo en Chile, jamás podrán representarme Piñera, Guillier, Bachelet, Lavín, Sánchez, Mayol ni nadie que provenga de la llamada clase política. Está claro como el agua de manantial.

A mí sólo podrá representarme cualquier vecin@ o connacional a quien expresamente yo mismo nombre y a quien le otorgue -en mi condición de Ciudadano- el encargo de hacer la tarea de gobierno que haya co-construido con la Ciudadanía libre en cada uno de los asentamientos humanos del país.

Es tiempo de comprender y aceptar nuestra identidad real y desnuda como Nación.

El resultado de un verdadero ejercicio constituyente nos revelará lo que somos en este momento de nuestro curso de vida como Nación chilena y la mayor prueba de madurez será la de aceptarnos como estemos siendo, e impulsar nuestro desarrollo a partir de ese piso, entre tod@s, sin volver a cometer el gigantesco error de esperar que “otros” hagan por nosotr@s lo que sólo a nosotr@s nos corresponde.

Face aux nombreuses entorses au jeu démocratique, les capitales internationales se mobilisent et prennent des sanctions. Les premières mesures prises à Caracas par l’assemblée constituante, aux pouvoirs illimités, confirment les craintes de…

LA-CROIX.COM

Carlos Ramón.

(del 11/8/17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s