¿Quién hace girar la tómbola?

¿Quién hace girar la tómbola?…, ¡esa que contiene las pelotas de colores que representan los partidos políticos, pues!; que suele tener en muchos países apenas dos o tres y que en esta larga y angosta faja presentaba -maquillaje más o menos- dos pelotas grandes: Concertación por la Democracia, devenida Nueva Mayoría y Alianza por Chile, devenida Chile Cambia.

Ambas, tal como el tradicional modelo favorito de Chile: Republicanos y Demócratas, juegan y saltan dentro de la tómbola cada ciertos años, concentrando la mirada ingenua y/o estupidizada de millones de ciudadan@s que han hecho filas (antes más que ahora) para “ejercer su deber cívico” ante las urnas.

Nadie o muy poc@s miran la mano que hace girar la tómbola…, mbola…,mbola…, mbola…

Hoy hacen ruido en Chile y otros países, algunas pelotas nuevas que quieren ser ingresadas en la misma tómbola, con mayor o menor consciencia de la futilidad de su alegre o ladino intento.

Así, “Ciudadanos”, “Todos”, “Liberal”, “Amplitud”, “Izquierda Ciudadana”, “Igualdad del Sur”, entre varios otros, amén de las pelotas no tan nuevas y que también aspiran a ser parte del “club”.

Consultados algunos de ellos, acerca de ¿porqué insistir en formar parte de un club, que genera una animadversión cada vez mayor en la ciudadanía?, he recibido como respuesta que “es la única vía posible para participar en la política e intentar mejorar las cosas”.

Una respuesta noble y rápida.

Personalmente, no me siento llamado a seguir a alguien más. Los Mesías ya vinieron a la Tierra…, y se fueron hace mucho tiempo.

Ningún esfuerzo institucional, antiguo o nuevo, por llevar agua a su respectivo molino, va a cambiar sustantivamente el statu quo.

Es menester que el agua siga libremente su cauce…, en el sentido que la propia agua elija, de acuerdo a la información que obtiene acerca del terreno por donde fluye.

Ello implica trabajar, por cierto, pero ¿hasta cuándo esperar que “alguien” u “otr@s” decidan y actúen por nosotr@s?

Yo formo parte del mayor conglomerado de expresión ciudadana en Chile y el mundo: aquellos que libremente elegimos no votar, es decir, los que estamos mirando la mano que mueve la tómbola.

Carlos Ramón.

(del 15/1/16)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s