Los partidos no son esenciales en democracia.

Patricio Navia está en lo cierto respecto de la reticencia de los partidos políticos a efectuar primarias, como por lo demás resulta obvio. Mas no estoy de acuerdo con él cuando afirma en la misma columna del 24 de Enero -cuyo link dejo al final- que: “Como instituciones que intermedian entre los votantes y las instituciones políticas, los partidos ocupan un papel clave en cualquier democracia. Sin partidos políticos, la democracia representativa es inviable.”

Así como quienes creen que Donald Trump representa al Pueblo de Estados Unidos, Navia -como miríadas de ciudadan@s- cree todavía en los partidos como entidades indispensables para expresar la voluntad de la Nación.


Toda la evidencia hoy indica algo muy diferente. Los partidos, está muy dicho, ni tan sólo tienen un ejercicio democrático a su interior, mucho menos representan a toda una Nación que, sistemáticamente, se los hace sentir con fuerza “elección” tras “elección”.


El gran salto que como Nación debemos dar, es asumir nuestra responsabilidad de auto gobernarnos. Como personas adultas no necesitamos recaderos ni intermediarios de tipo alguno.


Sólo necesitamos organizarnos en tanto conciudadan@s, en cada asentamiento humano del país.


Con toda nuestra diversidad.


Con todas las pujas con que cada individuo y grupo de individuos intentará hacer valer su propio interés, por demás legítimo en tanto no vulnere el derecho de los demás.
A diferencia de los políticos y de sus arcaicos partidos (aún los nuevos sobre el mismo diseño), yo creo en una-persona-un-voto.


Confío en la Vida y en la naturaleza y sé que los excesos de cualquier índole no forman parte del segmento central en una campana de Gauss.


El diseño de la institución de los partidos políticos no obedece a la necesidad de instalar una democracia sino, apenas y tristemente, al afán de la oligarquía de hacer creer a la población, que existe una democracia y que es ella la que está eligiendo a los funcionarios. Así los muy pocos, mantienen medianamente tranquilos a los muchos.


Es tiempo de cambios profundos…, ¡si lo sabrán los muy pocos!, a quienes ya no les están resultando sus viejas y retorcidas estrategias de control de la población. A quienes les queda poco, muy poco tiempo sosteniendo el mango de la sartén.

Sabiendo que les quitan poder, los partidos han logrado evitar que las primarias sean obligatorias. Mientras sean opcionales, evitarán realizarlas en la mayoría de los…

ELLIBERO.CL

Carlos Ramón.

(del 25/1/17)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s