Hacia una verdadera democracia.

Los partidos políticos deben dar paso a la organización ciudadana. Aquéllos sólo son pequeños clubes, con una idea, una directiva y un timbre, algunos con una cierta asamblea, y todos absolutamente no representativos de la inmensa mayoría de l@s chilen@s.

Desde los partidos más antiguos en Chile, expresiones locales -cómo no- de movimientos internacionales mejor organizados y de sórdidos propósitos, hasta las recientes propuestas de “PRO”, “PRI”, “Revolución Democrática”, “Evópoli”, “Amplitud”, “Fuerza Pública” y “Tod@s”, deben cargar con el peso enorme de la desconfianza y el descrédito ciudadano, muy bien merecido por parte de lo que se da en llamar la “clase política”.

Sabemos que la política, en su acepción original, es una noble actividad del ser humano, que arranca de la necesidad de administrar la vida en comunidad, propia de nuestra naturaleza gregaria.

Reconozco que en cada una de esas interminables iniciativas por institucionalizar en “Partidos”, la construcción conceptual y axiológica de algún grupo de habitantes, ha existido y existen personas bien intencionadas. En todas.

Sin embargo, los hechos muestran de modo crudo que las personas más preclaras, honestas y valientes, al interior de cada uno de esos clubes, no prevalecen a la hora de convertir éstos sus afanes partidistas en iniciativas y prácticas que beneficien a toda la nación.

Este país ha crecido y esta nación ha madurado un poco más.

Pero los logros en políticas públicas han ocurrido más bien a tropezones, muy lejos de una vocación republicana que mire el interés general de la nación.

Los pueblos, como las personas, construyen su propia existencia, con sus luces y sus sombras, y deben aprender a hacerse cargo de ello.

La alternativa de gobernanza que hasta hoy han representado estos pequeños clubes de colores, ha perpetuado -no obstante sus logros- el propósito que se hace nítido detrás de ellos, de mantener alejadas a las personas comunes de la inmensa mayoría de la nación, de la toma de decisiones en todos los temas que nos incumben.

¿Porqué debería yo, ciudadano común, creerle a cualquiera de l@s coterráne@s que es puest@ a la cabeza de cualquiera de estos clubes?.

¿Porqué debería cualquier habitante, morigerar su propio pensamiento para reforzar el que proponga cualquiera de esos clubes?.

¿No es ya suficientemente claro que aún reuniendo a todos estos partidos, su representación ciudadana es francamente exigua?.

Gobernar es tarea difícil, claro está. Sin embargo, si existe una condición que puede hacer la diferencia en cuanto a conducir este complejo proceso, esta es la más impúdica transparencia.

Y esta condición no puede ser recogida y practicada por organizaciones intermedias dirigidas por una élite que siempre mirará sus propios intereses.

Sólo podemos acercarnos a una práctica semejante, si los chilenos y chilenas dejamos de pretender que sean otras personas las que nos digan lo que debemos hacer.

Nuestra voz debe levantarse, no para que nos escuche una autoridad de turno, puesta allí por un sistema que de democracia sólo conserva el nombre. No. Debemos expresarnos para ser escuchados por nuestr@s pares, habitantes de nuestros campos, pueblos y ciudades, pues necesitamos organizarnos nosotr@s mism@s, en cabildos locales que definan y prioricen las necesidades sentidas por cada agrupación y que elijan representantes para llevar este proyecto al nivel regional y nacional, mientras tenemos la actual organización del territorio.

No es necesario romper nada.

Sólo es preciso empujar desde el genuino sentir local y nacional, para que toda la estructura gubernamental se vea en la necesidad de alinear las políticas, planes y programas, a este sentimiento, desde sus trazos gruesos de convergencia hacia sus líneas más finas, a través de las décadas.

 

Carlos Ramón.

(del 22/8/2015)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s